Funciones de un agente inmobiliario

En el sector inmobiliario, de la misma forma que ocurre con cualquier otro sector, es importante contar con profesionales cualificados que puedan desempeñar bien su trabajo al tener los conocimientos adecuados para poder cumplir con todas sus responsabilidades. Por eso, en este artículo vamos a hablar de las cualidades necesarias que debe tener cualquier agente inmobiliario para alcanzar el éxito profesional.

Los agentes inmobiliarios son los actores principales dentro del sector inmobiliario, junto con los dueños de los inmuebles que se venden o alquilan.

En ocasiones, muchas personas caen en la tentación de prescindir de los profesionales de este sector por considerar que se pueden ahorrar un dinero si consiguen vender o alquilar su propiedad sin tener que pagar una comisión al agente inmobiliario. Sin embargo, ¿sabes por qué es tan importante contar con los servicios de un agente? Para averigüarlo, vamos a analizar cuáles son las funcionen que llevan a cabo estos profesionales. Es importante conocer las respuestas a esta pregunta para tener claro por qué el trabajo que realizan estos profesionales es irremplazable.

¿Qué son los agentes inmobiliarios?

En pocas palabras, podemos decir que los agentes inmobiliarios son profesionales que se dedican a la venta y el arrendamiento de propiedades. Dentro de su labor profesional se incluye la visita a las propiedades inmobiliarias junto con los interesados en la compra o el alquiler de las mismas, encargándose de todo lo necesario para que se lleve a cabo la compraventa de viviendas y locales comerciales.

Asimismo, estos profesionales también se encargan de todo el papeleo necesario, además de que realizan una evaluación del mercado inmobiliario, así como la negociación de las condiciones de compraventa con lo dueños. Por otro lado, tampoco podemos pasar por alto el hecho de que también cumplen con el papel de asesor en cuestiones legales del ámbito inmobiliario.

Con respecto al trabajo que realizan todos los días estos profesionales, podemos destacar el hecho de que pueden realizar distintas tareas, entre las que podemos destacar los trabajos de venta, captación, marketing, gestión, asesoramiento legal y análisis del mercado inmobiliario.

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos decir que se trata de profesionales que tienen que saber realizar una gran cantidad de actividades, convirtiéndose en “todoterrenos” para poder cubrir todas las innumerables necesidades que se pueden presentar dentro del sector inmobiliario.

Esto quiere decir que un agente inmobiliario no sólo es alguien que se dedica a mostrar y vender propiedades, sino que debe aprovechar al máximo sus conocimientos y virtudes para poder llevar a cabo una serie de responsabilidades o trabajos necesarios que finalmente concluyan en las ventas.

Por ejemplo, si el agente comercial es muy bueno para tratar con los clientes, tiene que saber cómo aprovechar esta ventaja al máximo para poder destacar ante la competencia y así poder conseguir la venta del inmueble en cuestión, dejando los trámites burocráticos en las manos de sus compañeros. Se trata de conocer sus virtudes y poder potenciarlas al máximo dentro del equipo de agentes inmobiliarios.

Principales funciones que realizan los agentes inmobiliarios

Para empezar, es importante tener en cuenta que las funciones pueden variar deuna agencia inmobiliaria a otra, incluso entre una ciudad y otra dentro de un mismo país.

Es decir, el trabajo desempeñado por el agente inmobiliario puede cambiar bastante dependiendo de dónde se esté trabajando. Por ejemplo, no es lo mismo trabajar en una de las agencias más importantes de una gran ciudad como Madrid, en donde el mercado puede ser muy ajustado, que trabajar en un mercado pequeño de un pueblo en donde la competencia es mucho menor.

También el hecho de que la agencia inmobiliaria sea grande o pequeña tiene mucho que ver con el tipo de funciones que tendrá que realizar el profesional inmobiliario. Sin embargo, la mayoría de los comerciales suelen realizar las mismas funciones generales, variando más que nada el número de horas diarias que tienen que dedicar a cada una de ellas.  

Estas son las funciones más importantes que suelen realizar los profesionales inmobiliarios:

Captación de propietarios

Una de las tareas más complicadas que tienen que realizar los comerciales del sector inmobiliario es la de captar propietarios de inmuebles.

Hay distintas formas de conseguir este objetivo, por lo que este trabajo requiere de distintas acciones y puede llevar bastante tiempo, como es el tener una web atractiva, cuidar la imagen de la agencia inmobiliaria, mantener una adecuada presencia exterior del equipo de agentes, etc.

Adecuación del inmueble para la venta

Una vez que se ha captado un propietario lo siguiente que se debe hacer es preparar la propiedad en cuestión para que se pueda comenzar a ofrecer a los potenciales compradores o clientes interesados.

Entre el trabajo de adecuación del inmueble para la venta, nos encontramos con una extensa lista de actividades: realizar unas buenas tomas fotográficas de la vivienda o local en cuestión, hacer una redacción muy completa de las características del inmueble, preparar el certificado de eficiencia energético (que es obligatorio para poder subir el inmueble a las plataformas de venta y alquiler de pisos), etc.

Además, en algunas ocasiones si el inmueble se encuentra en muy mal estado sería muy conveniente aconsejar al dueño del mismo la realización de una reparación de ciertas zonas de la vivienda con el fin de que presente un mejor aspecto. A veces, es una buena inversión realizar una reforma del piso en cuestión con el fin de poder alquilarlo o venderlo por un precio mucho mayor que el coste de la reparación.

Los agentes inmobiliarios también conocen y en muchas ocasiones están asociados con empresas de reformas de pisos que pueden ofrecer unos precios muy razonables a los clientes de la inmobiliaria para realizar la obra en cuestión y así adecuar la vivienda y hacerla mucho más atractiva a ojos de cualquier comprador interesado en ella.

Publicidad del inmueble

Después de que el inmueble esté listo para ser publicado, el siguiente paso en el trabajo que tiene que realizar el agente inmobiliario es el de empezar a darle publicidad al inmueble para captar compradores potenciales.

Hoy en día esto suele hacerse por medio de la página web de la agencia y por medio de los distintos portales inmobiliarios en los que las personas interesadas en comprar o alquilar entran a buscar las propiedades disponibles.

Este trabajo puede ir más allá y se pueden publicar anuncios en las redes sociales y en ocasiones recurrir a la publicidad tradicional para ofrecer los inmuebles a través de todos los canales en los que se pueda encontrar a un cliente potencial.

Organizar visitas a las propiedades

Está claro que las personas no compran un inmueble basándose únicamente en lo que pueden ver en las fotos, por lo que los agentes inmobiliarios tendrán que concertar visitas a los inmuebles con los clientes potenciales y asesorarlos sobre cualquier duda que tengan relacionada con la propiedad.

Durante la visita también se tienen que realizar labores de venta para intentar cerrar la venta del inmueble.

Concluir el proceso de venta

Después de recoger las ofertas de las partes y de negociar el precio y las condiciones del alquiler o compra del inmueble, para terminar, se tiene que efectuar y tramitar la venta del inmueble ofrecido. Esto incluye la preparación, envío y firma de los contratos de compraventa o arrendamiento por ambas partes.

El proceso es más largo de lo que parece y en ocasiones pueden surgir problemas que ralenticen todo el proceso.

Seguimiento a los clientes

Además de organizar las visitas también será necesario llevar a cabo algunas labores de seguimiento a los clientes contactados. No se trata solo de conseguir un determinado alquiler o una venta de un inmueble, sino que se trata de fidelizar clientes para que en futuras ocasiones vuelvan a contratarnos y que nos recomienden a sus familiares, amigos y conocidos.

Deja un comentario